ordenamiento


Go to content

Estrategias de Desarrollo de los centros Poblados Urbanos

Estudios de Ordenamiento Territorial > Estudios territoriales

Estrategia de Desarrollo de los Centros Poblados Urbano Propuesta preliminar.


La Política General para el Ordenamiento Territorial, Decreto Ejecutivo Nº 90-2001 en su Capítulo IV, Arto. 5, numeral 3, establece entre otros, el lineamiento dirigido a promover acciones para convertir el territorio, en el motor que potencie los programas y proyectos orientados al uso sostenible de los recursos naturales y la distribución espacial de los asentamientos humanos.


Asimismo, en su Capítulo V, Arto 6, referido a la Descentralización y Asentamientos Humanos, establece entre otras, dos estrategias orientadas a la organización y funcionamiento de un subsistema nacional de centros poblados: a) atender en forma priorizada los centros urbanos con alto crecimiento poblacional, especialmente los ubicados en áreas de desarrollo; y en el área rural se atenderán los centros poblados ubicados en zonas productivas de alto potencial natural y b) promover en un plazo perentorio un programa de descentralización y desconcentración de Managua, encaminada a lograr el desarrollo ordenado de un sistema metropolitano seguro y eficiente, que ordene el crecimiento de Managua y promueva el desarrollo de ciudades secundarias e intermedias.

Sobre la base de esta Política, y en el marco del Memorándum de Entendimiento entre el Fondo de Población de Naciones Unidas UNFPA y el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales INETER, se ha elaborado en una primera Fase: La Propuesta preliminar de Estrategia de Desarrollo de los Centros Poblados Urbanos, que comprende los 234 Centros Poblados Urbanos más importantes del país, con una población de 2,792,087 habitantes, que representa el 97% de la población urbana y el 54% de la población total nacional según el censo del 2005.

Esta estrategia de desarrollo de Centros Poblados Urbanos se enmarca y concuerda con lo establecido en el Programa de Acción, aprobado en la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, en El Cairo, 5 a 13 de septiembre de 1994. En ese documento se insta a desarrollar políticas eficaces de distribución de la población que tomen en cuenta el vínculo entre distribución de la población y desarrollo sostenible, enfatizando que el desarrollo constituye un derecho humano fundamental. Desde la perspectiva del documento, los países deben promover una distribución espacial equitativa, ecológicamente sostenible y promotora de la equidad económica, social y entre los sexos. De igual manera, deben fomentar la consolidación urbana, el crecimiento de los centros urbanos pequeños y medianos y el desarrollo sostenible de zonas rurales, adoptando acciones con gran densidad de mano de obra, que capaciten a los jóvenes para el empleo no agrícola, que desarrollen sistemas eficaces de transporte y comunicación, que propicien el desarrollo local y que consideren la descentralización de sus sistemas administrativos (UNFPA 1994).


La estrategia de Centros Poblados Urbanos es congruente asimismo con los planteamientos que sobre la temática de la urbanización plantea el Informe sobre el estado de la población mundial 2007. El documento señala, entre otros aspectos, que el crecimiento urbano se ha traslado a las ciudades de tamaño pequeño y mediano; señalamiento pertinente y correspondiente a nuestra realidad nacional. Desde esta situación, gestionar lo urbano es una acción fundamental para reducir la pobreza, alcanzar la igualdad entre hombres mujeres y evitar un mayor deterioro de las condiciones de vida y del uso inadecuado de los recursos. El crecimiento urbano, la migración interna, el crecimiento vegetativo y el deterioro medioambiental en las ciudades, preocupación primaria de los planificadores urbanos, debe enfrentarse mejorando las condiciones de vida de la población en general y el acceso de las mujeres a servicios básicos de educación, salud, vivienda y empleo. El documento insta, en ese sentido, a que los países promuevan cambios en las políticas públicas que mejoren las condiciones de los centros urbanos y desarrollen procesos que permita a las localidades pequeñas asumir un papel más activo en su desarrollo, a fin de sacar partido a sus ventajas comparativas y de localización y atraer inversiones (UNFPA 2007).

Esta propuesta se ha elaborado con la participación de las diferentes Direcciones Generales del INETER, que han aportado técnicamente los criterios y valoración de los potenciales naturales, el nivel de amenazas geológicas e hidrometeorológicas en los municipios, las restricciones en el abastecimiento de agua potable y en la disponibilidad de áreas aptas para el crecimiento urbano en los centros poblados urbanos; así como el cálculo de los valores de ponderación entre los potenciales naturales y los niveles de amenazas, que permiten con mayor exactitud el establecimiento de las políticas de fortalecimiento, impulso y regulación propuestas para cada centro poblado urbano seleccionado.



Back to content | Back to main menu